MARK BOTSFORD

Tuesday, July 24, 2012



Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Economía

 

Relaciones con EE.UU.

Martes 24 de julio de 2012 | Publicado en edición impresa
Audiencia en Nueva York

Nueva batalla judicial por el default

Los fondos buitre piden igual trato que quienes entraron en los dos canjes; no hay plazo para el veredicto
Por Silvia Pisani  | LA NACION
 
 
WASHINGTON.- El Gobierno tuvo ayer un nuevo round en la batalla que libra con los llamados "fondos buitre", que piden recibir "igual trato" que quienes aceptaron los dos canjes de deuda que ellos rechazaron. "Los argentinos encontraron bastantes más dificultades de las que esperaban", se indicó a LA NACION. Lo que ocurrió ayer en la Cámara de Apelaciones de Nueva York fue una audiencia "técnica" en la que ambas partes expusieron argumentos sin que se llegara a veredicto. "No hay plazo determinado para eso, todavía", se indicó.
La audiencia respondió a una apelación de la Argentina respecto de un fallo producido en febrero pasado por el juez de Nueva York Thomas Griesa en favor de los fondos EM y NML. En esa instancia, Griesa se pronunció a favor de que los bonistas cobraran intereses "en igualdad de condiciones" que aquellos que sí aceptaron los dos canjes de deuda que ofreció el gobierno y que los llamados "fondos buitre" rechazaron.
La cuestión quedó pendiente ante el pedido de apelación de la Argentina. En medio hubo pronunciamientos tanto en favor de nuestro país como indicadores en contrario. A favor, el ministro Hernán Lorenzino celebró un pronunciamiento del gobierno de Barack Obama por el que "desaconsejaba" a la Corte de Apelaciones seguir el camino indicado por Griesa. La Argentina "debe normalizar" la relación con sus acreedores, pero seguir el curso indicado por Griesa podría implicar "tensión" en "nuestras relaciones internacionales", dijo, en abril último, un escrito del Departamento de Justicia, denominado Amicus Curiae.
Con ese escrito como paraguas, la representación legal argentina se presentó en la Corte de Nueva York para argumentar a favor de la revisión de la medida.
Fuentes familiarizadas con el caso dijeron a LA NACION que una de las "sorpresas" de la audiencia fue el criterio deslizado por uno de los integrantes del tribunal en el sentido de respaldar a Griesa. "No hubo veredicto aún, pero la impresión es que al Departamento de Justicia le está costando un poco hacer entender su criterio" político, fue el argumento.
Consultadas por LA NACION, ninguna de las partes involucradas hizo comentarios formales sobre lo ocurrido.
Los bonistas reclaman que se les paguen intereses, pese a que ellos no aceptaron los canjes de deuda, y sin que esto obstaculice sus otras causas judiciales contra la Argentina.
La representación argentina sostuvo que acceder al reclamo de los fondos EM y NML sería poco menos que "dinamitar" acuerdos internacionales de renegociación de deuda. "Acceder a una cosa así sería sumamente complicado para otras operaciones de renegociación de deuda que están en curso y de las que depende mucho, como es el caso de España o de Grecia", ejemplificó, en su momento, el embajador en Washington, Jorge Argüello.
Para los demandantes, eso es usar "la estrategia del miedo". La embestida sigue con el agravante para la Argentina de que, días atrás, los bonistas lograron un fallo a favor por el que se podrían embargar activos estatales en poder del Banco Hipotecario por US$ 23 millones. "Lo que ocurrió ayer en los juzgados de Nueva York demuestra que a la Argentina le queda mucho antes de volver a convertirse en un país confiable para los mercados financieros. Mejor sería que se sentara de una vez a negociar de buena fe", dijo Mark Botsford, uno de los principales tenedores de deuda individuales y que, como tal, no forma parte del proceso ventilado ayer..

About Me

WASHINGTON, DC, United States